Lo que empezó como una pelea por parte de gente ajena al skatepark de Parque Lira se convirtió en la unión de un grupo de personas para restaurarlo, el proceso duro 11 meses y en varios puntos fue frustrante por tratarse de lidiar con la delegación y asuntos políticos,  sin embargo con la perseverancia se logró de este suceso hacer un caso de éxito donde el desenlace y la mejor recompensa fue ver a la banda patinar de nuevo:

Comments

comments