Lo hermoso del skateboarding es la libertad y la creatividad infinita que te da, pues con un buen ojo e imaginación, básicamente es posible patinar de todo. Tyler Quigley’s es de esos skaters creativos que disfruta patinar no necesariamente hammers en escaleras inmensas o locuras técnicas en rails, por ello, hoy nos deja este excelente clip, donde se adentra a la profundidad del bosque para patinar:

Comments

comments